que ver en cadiz playa la aceitera
                   que visitar en la provincia de cadiz

IDEAS para ver en cadiz

lunes, 5 de diciembre de 2011

Los corrales de Rota y Chipiona

Los corrales comprenden una pequeña franja de océano atlántico y playa, frente a los municipios de Rota y Chipiona. Estas parcelas ganadas al mar representan una forma tradicional de aprovechar los recursos desde época romana. Los corrales de pesca son ocho parcelas delimitadas por muretes de construcción realizado por el hombre que separan la superficie en distintos compartimentos y que es posible observarlos durante los periodos de bajamar.


Los Corrales de Rota y Chipiona, han sido declarados Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.  Las razonas que  determinaron que este espacio natural fuera declarado monumento han sido el interés cultural y ecológico  de los corrales, la gran riqueza biológica de la franja intermareal rocosa donde están construidos y la singularidad del paisaje. Esto ha obligado a ordenar su uso de forma que la explotación racional de sus recursos garantice la conservación de este valioso patrimonio.



Rota y Chipiona, villas marinera por excelencia desde la antigüedad, buscaron la forma de obtener recursos del mar construyendo una especie de antiguas  piscifactorías. Son construcciones realizadas de piedra que se asemejan a una jaula pues cuando hay pleamar entran peces, sepias y pulpos,  quedando atrapados en este encierro de piedra cuando baja la marea. Es el momento cuando los pescadores entran  con utensilios tradicionales para recogen los peces.

Sus muros están realizados con roca, grava, arena y algas y con ayuda de la gran proliferación de ostiones, lapas y escaramujos que crecen sobre las piedras actúan a modo de “cemento natural” que compacta y da solidez al conjunto. En los corrales se marisquean erizos, camarones y cangrejos, siendo famosos los ostiones y percebes. Existen también especies de áreas rocosas o de fangos y arenas, como algas, gusanos y moluscos. También sargos y congrios, propios de hábitats más profundos, se alimentan o desovan ocasionalmente. Tras los muros, aparece un arrecife costero con gran diversidad de especies, que luego colonizan los corrales. Toda esta riqueza sustenta a aves marinas y limícolas procedentes de otros espacios gaditanos, que descansan o se alimentan aquí.



Sin embargo, este entorno está gravemente amenazado por una serie de acciones. Entre estas acciones, el marisqueo a pie incontrolado, a pesar de ser una actividad popular tradicional, tiene un impacto negativo directo sobre las poblaciones de varias especies de invertebrados (pulpo, choco, erizo, cangrejo moro, camarón, centollo y ortiguilla).

Para realizar una visita guiada al monumento natural de Los Corrales con la posibilidad, además, de visitar el Centro de Interpretación del Litoral, tendrá que contactar con la Oficina de Turismo de Rota.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada