que ver en cadiz playa la aceitera
                   que visitar en la provincia de cadiz

IDEAS para ver en cadiz

sábado, 3 de diciembre de 2011

Las ruinas romanas de Baelo Claudia


En un lugar idílico de provincia de Cádiz, en la Ensenada de Bolonia,  junto a la playa desde la cual es posible divisar África, rodeada por las sierras de La Plata y La Higuera,  se sitúan las ruinas de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia. Su orientación nos deja muy a las claras que la ciudad nació por y para el mar, su única fachada libre natural. Están en el parque del Estrecho dentro del término municipal de Tarifa. A Baelo Claudia se accede por la carretera provincial de Bolonia, que parte de la N-340 justamente en el kilómetro 70,2.



La ciudad romana de Baelo Claudia surge  sobre un asentamiento fenicio-púnico más antiguo (Bailo, Baelokun)  y su existencia está ligada sobre todo al comercio con el norte de África, siendo puerto de unión con la actual Tánger. La pesca, la industria de salazón y el Garum (salsa derivada del mismo) fueron las principales fuentes de riqueza.


Sobre el cambio de Era se inicia un proceso de desarrollo urbanístico que culminará en la primera mitad del s. II d.C. con la construcción de un amplio foro  monumental, edificios lúdicos y un destacado complejo salazonero, verdadero motor económico de la ciudad. Es en este período el emperador Claudio (45-54 dC) le concedió el rango de municipio romano. Así, Baelo recibirá el apelativo de Claudia y disfrutando así la ciudad del período de prosperidad más importante de su historia.


Su declive económico se inicia en la segunda mitad del siglo II d.C., seguramente por un maremoto que debió destruir gran parte de la ciudad, finalmente está es abandonada definitivamente en el siglo VII.

En el yacimiento se conservan los elementos más representativos que constituían la esencia de una ciudad romana y es que Baelo Claudia representa un claro referente para el conocimiento del  urbanismo romano y la vida en una ciudad durante el Imperio Romano, ya que aquí se localizan todos los elementos representativos que constituyen la ciudad romana, es decir: templos, foro, la basílica, los edificios de carácter administrativo como la curia o el archivo, el mercado, el teatro, las termas, el barrio industrial, acueductos, la muralla completa, etc.

Su abastecimiento de agua potable estaba compuesto por tres acueductos, destacando el oriental que tenía ocho kilómetros y que hacía la traída de aguas desde Punta Paloma. Su alcantarillado es perfecto tanto para la recogida de aguas pluviales como residuales.


Es una sorpresa ver lo monumental y quizá exagerado de su arquitectura teniendo en cuenta las reducidas dimensiones de Baelo, pero hay que tener en cuenta que esta ciudad en los meses de verano debía atraer muchos trabajadores de los alrededores para la pesca, salazón del atún y la elaboración de garum.

Tiene horario de visita, según temperada baja o alta de 10 a 18 ó 20 horas y los domingos y festivos de 10 a 14 h. Además  un museo en el polémico edificio de la Sede Institucional del Conjunto Arqueológico criticado por  romper el paisaje de la zona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada